No es solo 'Just Do It'

Muchas personas son fanáticas de la famosa frase «¡Solo Hazlo!». Y, si bien eso aplica para algunas cosas en la vida, en el mundo de la programación no es tan así.

Tienes una idea a desarrollar y debes materializarla, pero no deberías lanzarte de lleno al IDE y empezar a escribir código sin parar. Debe existir una estructura, un diseño, ¡Un plan!

El problema del «Just Do it!»

Sigue esta historia un momento: Empiezas a escribir código tratando de plasmar todo lo que tienes en tu cabeza y ver el resultado al momento de compilar (Si es que necesita compilación). Inviertes horas o incluso días tratando de sacar las características principales que tenías en mente… Hasta que te consigues con una calle sin salida.

El bloqueo que encontraste es que ahora debes hacer una implementación que hará conflicto con lo que ya desarrollaste, ejemplo: Desarrollaste una aplicación de lista de tareas y usaste puras variables locales para implementar las funciones básicas… ¡Pero! Notaste que debes usar una base de datos y te toca reescribir muchos métodos de la aplicación.

Solo tú sabrás la cantidad de horas que dedicaste en la primera parte del desarrollo. Esas horas se pierden dado que te toca trabajar de nuevo varios métodos para conectarlo a la base de datos.

¿Viste el problema?

De nuevo, el re-trabajo es una consecuencia de no haber hecho una planificación de la estrategia de desarrollo.

¡Hora de hacerlo Bien!

En sus marcas…

Comienza haciendo una lista de los elementos más indispensables que necesita tu aplicación/sistema/proyecto. Ejemplo:

  • «Interfaz Gráfica Responsiva»
  • Base de datos
  • Menú
  • Modo Oscuro (¿Por qué no?)

Tomar unos minutos para dibujar esquemas o algún diseño del flujo de tu aplicación es bastante efectivo. Descarga un poco tu mente de esas ideas almacenándolas en papel.

Listos…

Ahora debes tener un poco más claro las herramientas que usarás para tu desarrollo: Tu IDE o Editor de Código de preferencia, el motor de bases de datos a usar, framework de desarrollo, alguna que otra librería particular que te guste, etc.

No necesitas diseñar todo desde principio a fin. Recordamos que esto lo hacemos para obtener el impulso necesario y arrancar nuestro desarrollo. Por ello, una vez que te sientas preparado…

¡Fuera!

¡Empieza a escribir líneas de código y corre!